Cómo conseguir que tu marca destaque por encima de la de tu competencia

Cómo conseguir que tu marca destaque por encima de la de tu competencia

¿Quién no ha pensado en algún momento eso de "Con lo bien que estábamos hasta la llegada de Internet…"? Quien diga que no lo ha hecho nunca o es informático o es demasiado joven para imaginarse una era en la que no existía Internet. No es que no nos guste Internet, es nuestro mundo y nos hace poder desarrollarnos –a todo el equipo- a nivel profesional y personal, pero sí que es cierto que ha hecho que las cosas cambien y la mayoría de las veces lo ha hecho demasiado rápido, llevándonos a una vorágine de caos y de preguntas existenciales como "¿Y yo qué hago aquí?" o "¿Esto qué narices es?".

Sí, todos hemos pasado por esa etapa crítica y más los que tenemos un negocio. Está claro que gracias a Internet mucho s –entre los cuales nos incluimos- hemos podido crecer y crear un negocio que, si las cosas hubiesen seguido como hasta la aparición de las nuevas tecnologías, hubiese sido imposible desarrollar. No es que nos quejemos mucho por esto, sino más bien por todo lo que ha traído internet consigo y que es lo que nos ha hecho cambiar socialmente hasta la médula.

El caso es que gracias –o sin gracias- a Internet, la vida se nos ha llenado de nuevas tecnologías, de nuevas formas de comunicarnos, de expresarnos y de compartir la vida. Lo que antes era un álbum de fotos, ahora es un Stories de Instagrma; lo que antes era un café entre amigos, ahora es un post de Facebook. Y claro, con esta nueva forma de interactuar como personas, pues a las marcas –a todas- nos ha dado por cambiar también y por perder un poco nuestro santo y seña.

Está claro que cualquier persona que se haya montado un negocio sabe cómo están las cosas y también quiere lo mejor para su negocio y, obviamente, recuperar la inversión –tanto económica como temporal- que ha supuesto la creación de dicha empresa. Sin embargo, esto no siempre es lo que mejor nos viene a los empresarios, es decir: muchas veces perdemos el norte como empresa para ser empresarios.

Por eso, en la actualidad nos encontramos con empresas idénticas, en Internet, que no solo venden lo mismo, sino que no se diferencian en nada excepto en el logo. ¿Por qué? Porque la mayoría se ha centrado tanto en ganar dinero que no ha pensado cómo hacer que su marca destaque, sea única y se gane, así, la confianza de esos consumidores que quiere que le compren. Po eso, a veces, es necesario mirar hacia atrás, ver dónde nos hemos perdido, volver sobre nuestros pasos y, desde ahí, volver a empezar.

Cuatro cosas que necesitas para que tu marca destaque y sea única

Olvídate de todo lo que te han contado

Sabemos –de buena tinta- que Internet es el peor sitio del que sacar información. No porque no haya información suficiente, sino por todo lo contrario: hay una infoxicación importante. Muchos empresarios, esos que se han abierto su tienda online para poder hacer frente a gigantes como Amazon, se han puesto las pilas en cuanto al mundo de Internet, se han puesto a leer mucho, a estudiar mucho pero… la mayoría ha perdido eso del sentido común. Y no es porque solo hayan querido vender, sino que tanto querer saber hacer las cosas, les ha hecho olvidar que realmente ya lo saben.

Sí, el Inbound Marketing y el posicionamiento son cosas esenciales cuando nos movemos en el mundo de Internet pero eso NO LO ES TODO. No al menos a la hora de hacer que tu empresa destaque del resto de tus competidores. Y no lo es porque todos tus competidores ya lo están haciendo y quizás desde hace más tiempo, o quizás con más inversión que tú en buscadores, o quizás con delegando más en otras empresas. Sea como sea, te has olvidado de lo que sabes, de lo que conoces y de por qué tú creaste todo esto.

Por eso, déjate de las cosas que no entiendes, delega, pero siempre teniendo claro qué es lo que haces, por qué lo haces y cómo lo haces. Cuando los empresarios se ponen a hacer cosas que no entienden, suelen perder el objetivo de marca, o sino confundirlo con el empresarial y eso es lo que hace que, al final, todas las marcas sean exactamente igual. Por eso, cuanto menos pienses en lo que hacen los demás, cuanto más te olvides de lo que sabes, de lo que has oído, leído y aprendido, ¡mejor te irá en tu carrera de destacar!


Busca tu objetivo de marca y olvídate del empresarial

Deja de pensar en lo que te va a costar todo lo que vas a hacer y, mucho más, deja de pensar en el dinero que quieres ganar. Directamente, ¡deja de pensar en el retorno de tu inversión! Centrar tus energías en que el dinero que inviertas en tu sueño, en el proyecto que estás haciendo, que has hecho o que vas a hacer, va a hacer que te pierdas, no solo como personas –entendiéndote como usuario/consumidor- sino, que también te vas a perder como marca. Uno de los mayores problemas es que las empresas se tiran de cabeza a la piscina vacía. Y sí, está vacía porque la mayoría no tiene ni un proyecto de marca, ni siquiera se ha planteado desarrollar un plan de marca que no haya sido un proyecto económico.

Establecer el objetivo empresarial es esencial para que la empresa tenga un sentido, pero la marca y la empresa, aunque reman a una y la una sin la otra no puede vivir, no siempre van por el mismo camino. No al menos de forma oficial y de cara al público. Con todo esto de la "Era de Internet" el consumidor está mucho más avispado, es mucho más consciente de qué hacen las marcas, cómo lo hacen y, por supuesto, a qué nivel lo usan a él mismo. De hecho, cada vez los usuarios rehúyen más de las marcas que no tienen un alma o un valor añadido más allá del precio. Que sí, que está muy bien ofrecer precio, pero mucha gente está harta de eso y busca antes calidad.

Por eso, es mucho más importante que te centres en un objetivo de marca –como, por ejemplo, ayudar a la sociedad; cambiar una imagen; etc- e impresiones a tus usuarios. La idea de esto es conseguir llamar la atención del usuario y fidelizarlo. El camino será mucho más largo, no lo vamos a negar, pero una vez ya no andes solo como marca, ¡todo vendrá rodado!


Crea comunidad

Lo que más agradecen los usuarios es que los mimes, que los cuides, que les des lo que te piden. Eso es cuidar del consumidor, es lo que hacía –y hace, aunque un poco peor- El Corte Inglés: "el cliente siempre tiene la razón", pero en online. De este modo, te estás asegurando no solo tener a gente que te vea, que te siga y que también te cuide y se preocupe por ti, sino que vas a tener una horda de gente que vele por tuis intereses de marca y empresariales. Cuanta más comunidad crees, más apego vas a generar, lo cual te dará una fidelidad para todo.

¿Es caro? Mucho porque hay que invertir mucho tiempo y mucho dinero para hacer que una empresa destaque así en Internet, sin embargo, ¡te aseguramos que valdrá la pena!

Por supuesto, para conseguir esto, tienes primero que dejar de mirarte el ombligo y empezar a mirárselo a la gente que te sigue o que crees que querría seguirte porque tienes algo que a ellos les interesa. No importa qué producto vendas, porque lo realmente importante es a quién se lo vendes y cómo se lo vendes. Además, es muy importante saber qué es lo que motiva a tus clientes potenciales, a esa gente que para ti es un usuario real, un posible consumidor.

Este tipo de pequeñas cosas, hará que, poco a poco, te puedas ir ganando la confianza de usuarios más genéricos y puedas ir abriéndote puertas en el mercado que querías, sin que sea tan obvio que quieres abarcar "a todo el mundo".


Céntrate en tu Público Objetivo R E A L

Está claro que todo el mundo queremos llegar a todo el mundo pero no es así como se construyeron las grandes marcas que hoy admiras, como Coca-Cola. No, ellos, tuvieron claro que su producto iba destinado a unas personas en concreto y lo que hicieron, fue ir acotando una estrategia que pudiese ir acercándoles a ellos. de este modo, una vez que alcanzaron ese público objetivo –que son las personas que de verdad necesitan tus productos-, se lanzaron a por los siguientes, que no estaban tan centrados, pero eran una idea nueva. Y poco a poco, Coca-Cola se convirtió en algo para todos, algo que, en sus inicios, era impensable.

Por eso. Coge tu marca, céntrate, concéntrate y piensa en cómo hacer que tu empresa destaque entre tus consumidores potenciales, entre tu público objetivo, entre esa gente que necesita y quiere y busca lo que tú le puedes dar. No, no es algo fácil y seguramente eso no te ayude en absoluto a sacar los números adelante y entres en pánico, pero lo cierto es que cuanto más acotes, cuanto más te centres, más posibilidades tienes de crecer luego. Por supuesto que hay que trabajar duro para conseguir captar la atención de este público objetivo, pero si hay algo que tenemos muy claro es que con constancia y pasión las cosas se consiguen y sin tener que rizar el rizo.


A veces, volver atrás nos ayuda a tomar impulso para seguir avanzando hacia el futuro. Piensa que no hay nada imposible y que, como tú, muchos han estado antes. Por eso, a veces, para conseguir que tu empresa destaque en el mundo online, hay que desaprender

Usa el remarketing como herramienta de ventas
Descubre el inbound marketing
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Guest
Martes, 25 Septiembre 2018
0
Shares